Obras de SofiLí | Fotos gentileza SofiLí
 
MÁS  FOTOS / VIDEOS
4 Fotos
 
 
 
SITE MAP > Home / Arte / Entrevista a SofiLí
 
Entrevista a SofiLí
“Dibujar es mi única manera de decir la verdad”
Por BKMag Staff - Abril 29 - 2013
Graciosa, femenina e irónica, esta joven dibujante recrea con acidez universos teñidos por sus gustos musicales, literarios y filosóficos.
 
¿Cómo arrancaste a hacer arte?

Comencé desde chica estudiando música y cerámica, eso continuó hasta la adolescencia cuando comencé a estudiar escultura, y a su vez eso desembocó en anotarme en la escuela de bellas artes…desde ahí fui acompañando esa carrera por un poco de todo, pero sobre todo por la antropología.

¿Cómo llegaste a esto dibujos que hacés actualmente?

Los dibujos que hago actualmente, podría decirse, son los que pertenecen a las series de los Los Palermochorros y Romance Pulp Local.  Creo que son el resultado de algo así como una gran Etnografía que realicé éstos últimos años en los “círculos jóvenes” / ”movidas” por los que anduve. Una  Etnografía que en vez se ser escrita fue condensada en dibujos, y aprovechando la oportunidad con humor. Los Palermochorros es una serie que recorre de forma satírica algunas de las etiquetas con las que nos cruzamos en “el under local”,  son observaciones sobre algunas cosas que son modas, las cuales son bandera de una cierta ¿vanguardia? con la cual se identifican muchas personas. Pero que muchas veces a mi entender son tibias, poco sólidas y contradictorias.  En la serie de los Romances Pulp Local relato algo que un amigo mío llama “el vamosviendoísmo”: el camino de la especulación, hoy te quiero, mañana ya no te quiero más, etc.

¿De qué te inspirás para hacerlos?

Me inspiro en situaciones reales. En cosas que pensé en situaciones puntuales en citas, en diferentes trabajos que tuve, en eventos, movidas y también en muchas de las cosas que uno ve exhibidas en facebook. Acerca de lo exhibido en fbk: * el famoso “indie local”  (que sigue llevando la palabra en inglés es para mí un oxímoron en sí mismo), el rock-folk que coquetea con el famosismo (y le encanta), las bandas que mendigan ME GUSTA para llegar a números redondos, etc. Pero ojo, ser un indie-pendiente le puede pasar a cualquiera  incluso a mí.  Yo admito no es fácil no alienarse, que es difícil no estar atravesado por las lógicas de mercado (que también llegan a lo que pretende ser underground), aunque pretendamos ser independientes, pero es un trabajo al menos con conciencia intentarlo.

¿Cuál es el mensaje que buscas transmitir con ellos?
 
Yo invito a una reflexión. La idea no es bajar línea de que “está mal”, sino que el que se siente interpelado se sienta interpelado ( y de última si quiere ser indie-pendiente lo sea con conciencia” (jajajaja); y el que lo padece se ría o se sienta más acompañado sabiendo que hay otros anónimos que sufrimos de las contradicciones de  la posmodernidad.

¿Qué pensás sobre la posmodernidad y como lo reflejas en tus obras?


Creo que la posmodernidad ha sido maravillosa en el sentido de que ha colaborado en la reivindicación de muchas minorías, ha derribado muchas “verdades”,  ayudó a liberarnos de  muchas cuestiones. Pero también ha habilitado, en lo que puntualmente se refiere a las relaciones sociales, a que todo vale y está todo bien: “Puedo decir algo para pertenecer y no hace falta que los sostenga con mis actos”. Creo que la posmodernidad  y el relativismo cultural que la ha acompañado, nos han planteado dificultades en lo que tiene que ver con el folklore, al menos ubicarnos en que se entiende por “un código”  que a su vez tiene que ver con la identidad que generamos en relación a un grupo. El “el vamosviendoísmo” dista de ser el amor libertario de los anarquistas. Creo que ahí es donde radica mi mirada. Las redes sociales nos han posibilitado una forma de comunicación tal, que a veces es complicado ajustar al sentido común que teníamos antes de que existan. los primeros  Romances Pulp  fueron un género que relataba historias de amor y desamor en una época en la que el paradigma era un amor  “más clásico” “el para siempre”, pero al final las cosas no han cambiado mucho…Con ese recurso yo recorro historias de amores  contemporáneos (miserables o no) que junto a las telecomunicaciones son la combinación perfecta para la tragicomedia, en esE caso no se puede dejar de dibujarla.

¿Mencionas Nietzsche en tus dibujos, cómo aparece eso?

Nietzsche aparece en uno de mis dibujos “Nietszcheto, el Rock ha muerto”  creo que aparece como emblema de la posmodernidad, y da pie a interpretar  toda la serie de “Los palermochorros” desde ese lugar. Pero por otro lado hay un autor clásico que no menciono pero que es interpelado en varios dibujos de la serie, es Marx. Hay tres trabajos de la serie en los que se habla de la lucha de clases en situaciones puntuales que pueden ocurrir en el mundo de “la noche”, en los boliches, en los bares y en los clubes culturales.

También de artistas metafísicos, ¿por qué?

Hablo de Jodorowsky y de David Lynch, mi acercamiento al primero de ellos en mi obra es intuitivo creo. Voy a decir algo escandaloso, pero nunca he leído ni consumido nada de Jodorowsky. He recorrido el pensamiento de Alejandro a través del relato de personas en diferentes citas románticas. Algo así como si fuese un documental en varios capítulos, pero con la particularidad de que esas personas al final resultaban mentir amor o amistad. El ejemplo más contable: en una época estaba enamorada de un chico que nunca me aceptó ninguna de mis invitaciones a andar en bici o volver  juntos del trabajo (“se hacia el boludo”), pero después predicaba para todo las frase famosa "Cuando dudes de actuar, siempre entre "hacer" y "no hacer" escoge hacer. Si te equivocas tendrás al menos la experiencia". De Lynch soy directamente “devota”, amo todo su cine y sobre todo Twin Peaks, he convertido el mensaje de esa serie y de mi personaje preferido el Agente Cooper en una filosofía de vida, guerrera contra BOB, el mal del mundo.
 
 
 
 
 
MAS ARTE URBANO