Nicolás Uslé | Fotos gentileza Nicolás Uslé
 
MÁS  FOTOS / VIDEOS
4 Fotos
 
 
 
SITE MAP > Home / Arte / Entrevistamos a Nicolás Uslé
 
Entrevistamos a Nicolás Uslé
Color, fantasía y reflexión a montones.
Por Nicolás Sobrero - Agosto 12 - 2012
Nicolás Usle es un joven artista en constante cambio, proceso y transformación. A los 18 quedó selecciónado en Curriculum Cero y desde entonces no para. Dibujos, instalaciones, videos, pintura, Nico prueba todo y no puede negársele a una hoja en blanco. Hiperactivos, desenfrenados y sumamente cautelosos, sus trazos recrean un torbellino de imágenes y referencias propias de una mente con tendecias al fetichismo exhibicionista. Cada obra es un reflejo de su alma, una exhibición de su manera de reflexionar y absorber información.
 
¿Cómo descubriste que querías pintar?
Más que pintar, dibujar, de niño… a mí mama en el jardín le decían que seguro nunca iba a dibujar. Porque lo hacia, sí, con mucho empeño seguramente, pero cuando me frustraba, que eran la mayoría de las veces, rompía las hojas y me enojaba. Tampoco usaba colores, no me gustaba “pintar” mis dibujos. A medida que fui creciendo seguí dibujando naturalmente, como había quienes jugaban a la bolita, a la pelota o lo que sea, yo dibujaba.

¿Cuándo se volvió realidad el arte en tu vida?
Se volvió, o empezó a volverse realidad en varios momentos. A los 16 años cuando empecé a ir al taller de Violeta Cincioni y Luis Terán, que me abrieron muchas puertas mentales (yo venia formándome académicamente en talleres desde los 13) y ahí considero que deje de dibujar, para empezar a hacer mi obra. Cuando quedé en Curriculum Cero de Ruth Benzacar a los 18 años, casi sin haber mostrado en otros lugares…Y claro, cuando el arte empezó a devolverme un poco de toda la “sangre” que considero le venía dando hace tiempo, y la gente empezó a reconocer y valorar mi laburo.

Tus cuadros se sienten muy cargados de emociones ¿qué pensás a la hora de hacerlos?

Pienso mucho y pienso en nada realmente. Tengo muchas series de obras, las primeras, fueron más lúdicas y experimentales, como aprendiendo a nadar entre los colores, los materiales, lo que sentía y lo que quería decir…
Poco a poco fui encontrando mi lenguaje, pasando por la animación, las instalaciones, todo unido por el dibujo, fui conociéndome más como artista si se quiere. En mis obras más recientes ha pasado de todo, siendo muy mental, muchas veces intenté proponerme una temática, o hablar de algo, que en general no sale. En un punto mi proceso creativo funciona como la mente a la hora de formar los sueños, como un torbellino de elementos, quizás inconexos, que toman diferentes entidades al mezclarse.

Tu última muestra "Verte me da Asco" suena autorreferencial ¿hay auto referencialidad en tus pinturas?
“Verte me da asco” es autorreferencial, o al menos lo mas autorreferencial que mostré hasta ahora. Mis últimas trabajos hablan mucho de mí y de quienes me rodean.Creo que es algo que siempre estuvo latente en mi obra, pero ahora es mucho más notorio, desde mi intención al momento de crear, hasta el ‘producto’ terminado, que muchas veces dista bastante de la intención primaria. Creo que se nota, y quiero que se note.

¿De dónde te nutrís además para crear?

Me nutro de todo, inconcientemente es obvio, uno siempre absorbe, pero también de forma conciente. Quizás a veces busco inspiración y termino leyendo una revista o mirando tele. La gente me nutre, las cosas que dicen, las actitudes…A su vez hay veces que me nutro solo (si es que eso existe) estando en silencio, mirando la hoja o el bastidor, como en una cámara de aislamiento… me privo de estímulos, y espero, casi siempre algo sale “de ahí adentro”

¿De dónde suelen provenir las imágenes que creas?
De mí. Como decía antes, me nutro de muchas cosas, y quizás poco de artistas y obras (más allá de que obviamente tengo muchos referentes) no soy de ir a demasiadas muestras ni nada. También tengo mucha memoria visual, soy curioso, investigo mucho. De ahí salen muchas imágenes, de mi, de mis ‘investigaciones’, de lo que el mundo este me da o me quita, de lo que tuve, de lo que quiero.

¿Cómo es tu proceso de trabajo? ¿Tenés una disciplina a la hora de trabajar?
Caótico por momentos, y sumamente ordenado y controlado por otros, creo que se ve en mis obras eso. Por ejemplo, ahora, que me embarque definitivamente en la pintura (aunque para mi es casi lo mismo, dibujo como siempre, pero con acrílicos simplemente) trabajo con mucha mancha, azar y con el error también, cosa impensada para mi hace un tiempo. Y en cuanto a la disciplina, digamos que pinto en cada momento que puedo y aunque no me de el cuerpo, me sobre exijo.

¿Qué artistas te han influenciado?
Cuando era chico los dibujitos animados, los de superhéroes y los de adultos, de adolescente devoraba comics (solo las imágenes, me extasiaban, he leído muy pocos) y Greg Capullo, dibujante de Spawn, con sus imágenes súper ‘sucias’ y fuertes me provocaba total idolatría…Luego creciendo, cuando vi la obra de Egon Schiele, me vi ahí, me identificó. Seguramente sea mi mayor referente de por vida, Pablo Suárez también, su estética y temática siempre me impactan e inspiran, no importa cuantas veces vea cada obra. Y luego, no se, sin un orden especifico, Carlos Alonso, Noé, Raymond Petibon, Henry Darger, Matías Duville, Paula Otegui… y quienes me “formaron” o guiaron en este camino claramente.
 
¿Qué obras tenes en mente llevar a cabo próximamente?
Como casi siempre, estoy trabajando en varias series, tengo cierta hiperactividad para con mi obra, a veces abandono cosas, pero cuando las obras (o la hoja/bastidor en blanco) me llaman, no puedo decir que no. En principio, mi última muestra “Verte me da Asco” iba a ser otra cosa totalmente diferente, acuarelas en pequeño formato, muy auto referenciales también, pero no por eso compartía algo con lo que finalmente mostré. Sigo un poco con eso… Pero más que nada estoy sumergido en una serie de pinturas, muchos autorretratos, color, fantasía y reflexión a montones.
 

 

 
 
 
 
MAS ARTE URBANO