Frank Kozik
 
MÁS  FOTOS / VIDEOS
4 Fotos
 
 
 
SITE MAP > Home / Arte / Entrevista a Frank Kozik
 
Entrevista a Frank Kozik
El artista estuvo en el Puma Urban Art
Por Nicolás Sobrero - Mayo 30 - 2011
Horas antes de la inauguración del Puma Urban Art Fest, una de las máximas leyendas del street art norteamericano, habló con BK. Por 20 años se dedicó exclusivamente a la realización de posters y el arte de tapa para bandas como Nirvana, Pearl Jam y Red Hot Chili Peppers. Sin embargo, desde el 2000, el artista ha colocado todo su talento en su nueva pasión: el diseño de figurines de vinilo (vinyl toys).

¿Por qué decidiste cambiar tu exitosa carrera en el arte de tapas y posters de rock por el mundo de los muñecos de vinilo?

En un momento, el rock dejó de ser divertido.  Al principio, yo solo quería ser parte de la escena punk de Texas, pero no tocaba ningún instrumento. Por eso empecé a hacer carteles y afiches para algunas bandas. Y estuve en eso por 20 años, hasta que sentí que ya no había nada nuevo que pudiese hacer en ese terreno.

¿Qué fue lo que  te interesó puntualmente de éstos muñecos?

En 1997 viajé a Japón por trabajo y allá los vi por primera vez. Esos juguetes me recordaban mucho al espiritu punk: por lo novedoso y arriesgado. Es así como empecé a trabajar junto a una empresa japonesa para fabricar los primeros juguetes.

¿Fueron un éxito desde un principio los juguetes vinílicos?

No. Cuando volví a Estados Unidos nadie estuvo interesado en ellos. Me decían que tenía que volver a diseñar posters. Pero al poco tiempo, por suerte, la gente de la Costa Este empezó a comprarlos y coleccionar estos objetos.
 
¿Cuál de tus juguetes es tu favorito?
 
El busto de Beethoven. Estoy obsesionado con La Naranja Mecánica y con Stanley Kubrick.

¿Cómo es tu proceso creativo?

Parto de una idea simple y los procesos para abordarla también suelen ser simples. Uso técnicas que yo mismo puedo aprender. Odio las escuelas de arte. Soy punk en ese aspecto.  No me gusta considerarme un artista. Tan solo hago lo que me gusta: no me interesa  tener un estilo propio, ni una imagen distintiva.

¿La identificación de tu obra con la subcultura punk puede ser vista como  una reacción al modo en que fuiste criado?

Totalmente. Durante mi infancia viví en España junto a mi madre que se había vuelto a casar con un Franquista. Mi vida se regía por la disciplina.  Pero durante mi adolescencia empecé a visitar a mi padre que vivía en Estados Unidos. El era completamente distinto a mi padrastro: tomábamos cerveza juntos, me prestaba su auto, me apoyaba en mis conquistas románticas. Allí, a los 18 años empecé a frecuentar la escena punk.  Empezó una época de sexo, drogas y rock que se terminó cuando la policía quiso arrestarme.

¿Estuviste en la cárcel?

No. Me ofrecieron ir a la escuela militar o ir a la cárcel. Y preferí la milicia. Al poco tiempo era operador de radar en la Fuerza Aérea. Fue una experiencia muy buena. Ahí me enseñaron cómo llevar a cabo una idea. Ahí aprendí a empezar y a terminar un proyecto. Algo que en las escuelas de arte no enseñan.
 
Frank Kozik dio una conferencia, el domingo 29 en el auditorio del Centro Cultural Recoleta, donde habló sobre la historia de los juguetes de vinilo y su fabricación. Además, durante el fin de semana, estuvo expuesta parte de su obra en el marco del Puma Urban Art.

 

 

 

 
 
 
 
MAS ARTE URBANO